Fulminado ADE parques “todos pagaremos su deuda”

Hoy desayunamos la noticia de la “eliminación” de Ade Parques, en el proyecto de Ley de acompañamiento a Presupuestos. Lo curioso del caso es que esa eliminación que se anuncia en prensa no conlleva la eliminación del principal problema de ADE PARQUES (su inmensa deuda), sino que ésta se traspasará a la Administración, a través de su anunciada integración en la Administración. A través de los micrófonos de Radio Nacional, la Consejera de Hacienda nos dice que no va a haber despidos, pues la Junta lleva mucho tiempo con la oferta de empleo publico congelada y hacen falta trabajadores en la Administración y ¿Qué mejor forma de obtenerlos que su paso directo y automático desde una sociedad anónima, sin ninguna oposición, concurso-oposición, ni nada que se le parezca? ¿Que mejor vía para suplir la obligación legal de la Administración de publicar la oferta de empleo público y hacer los puestos accesibles a todos los ciudadanos?

Ahora sí, todo ello lleva el enorme beneficio de que la Administración tenga que pagar unas deudas ingentes generadas durante años de dudosa administración, que han llevado a la empresa que se absorbe a atravesar un ERE hace tan solo unos meses. Cualquier otra entidad prefiere aislar sus deudas y activos de riesgo en una institución separada para no contaminar con ellos al resto de la entidad. Aquí no, aquí se asumen por la Administración para que sean garantizadas con el dinero de todos los contribuyentes y nada menos que cerca de 400 millones de euros.

Esta noticia es inmediatamente posterior a la publicación de los informes de fiscalización de empresas públicas, que dejan en entredicho la gestión de dos entidades: ADE PARQUES, S.A. y ADE FINANCIACIÓN, S.A., curiosamente una de ellas ya integrada en la administración y la otra, pendiente de integrarse de manera inmediata. A raíz de dichos informes existen fuerzas políticas y sociales que están anunciando medidas penales contra los administradores de las referidas sociedades, pero la Junta, como “premio” a su gestión (cuestionada por el consejo de cuentas), van a ver consolidado su empleo con un puesto de trabajo dentro de la Administración.

Esto se refiere a la Junta de Castilla y León, pero la música de empresas públicas como problema empieza a ser ensordecedora (asumir su deuda cuando ya es insostenible, asumir a sus empleados “funcionarizándolos” cuando entraron por la puerta de atrás …)


Comments are closed.